Eco no mía

Hasta que uno no asume la propiedad de los ECOs que valida, los susurros del diseño; hasta que uno no se hace responsable de sus propias cargas, la economía refleja que no asumo mis cargas como propias, porque la culpa esta fuera y, por tanto, el capital esta en manos de quien tienen la culpa. El ECO NO es MIO, así que, el concreto no me incluye, porque al negarme como parte del problema, me niego como parte de la solucion. Pero cuando dejo de validar a la víctima, y me hago cargo de lo que siento y lo que vivo, la Economía comienza a incluirme. Cuando el eco si es mio, la economía es una delicia de la naturaleza esencial, no por su abundancia o escasez, sino por ser una lógica capaz de enlazar la generación de conciencia abstracta en el concreto. Podemos formar parte de semejante conexión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza Ciega

Realidad Negada

Una IN-UTIL en la profesión